Varias maneras de Diseñar Arte Chatarra

Varias maneras de Diseñar   Arte Chatarra

Me gustaría compartirles, las maravillas del arte chatarra, cantidad de artistas preocupados por la gran cantidad de basura existente en el mundo, que ya no sabemos dónde ubicarla, se les ocurrieron genialidades, que les voy a mostrar.

Ovejas, teléfonos y metafísica Ovejas hechas de teléfonos añejos que interpelan cuestiones metafísicas mientras emiten balidos que suenan a ring-ring. Todo eso pasó por la mente del artista francés Jean-Luc Cornec mientras fabricaba su instalación-rebaño ‘TribuT’, una obra construida con las tripas de viejos teléfonos y otras piezas en desuso. «Mi trabajo es reinterpretar los objetos que conocemos», señala el artista: «A primera vista los teléfonos no tienen nada que ver con la cabeza de una oveja. No puedo explicar cómo me vino esa asociación, pero la combinación de teléfonos, cables como si fueran lana y auriculares como si fueran pies me funcionaba». Cuenta Cornec que con el nacimiento de la oveja Dolly, el primer animal clonado, su obra pasó a cuestionar el concepto de lo original y lo copiado. 

Arqueología urbana Del volcán de gustos (arqueología, biología y «cosas antiguas con historia») de Miquel Aparici brotó la vocación de hacer esculturas reutilizando objetos olvidados. Aunque lo de la recolección urbana de cachivaches le viene de muy pequeño: «De niño me paseaba con un imán por la calle para ver que atrapaba», cuenta el artista. «Ahora me emociona igual buscar y encontrar tesoros que la propia construcción de la obra».
«Intento conservar las piezas que encuentro como están, no disimular las muescas que tengan. Preservar la belleza de lo vivido, de lo usado. Es un amor por los objetos que contienen historias».

Toshiharu y otros seres fantásticos Antiguos útiles de cocina, piezas de bicicletas, latas, letreros, ventiladores rotos y paraguas perdidos. De estos y otros materiales se sirve la artista japonesa Natsumi Tomita, creadora de una fantástica y vívida colección de autómatas. ¿Por qué desechos? «Porque me gusta resucitar la basura en criaturas vivientes», explica Tomita, que siente fascinación por el pasado de cada elemento: «Todo objeto tenía un rol y un significado antes de ser tirado, y había sido usado por alguien. Esa historia me atrae». El animal de la imagen es Toshiharu, un mono con nombre humano que parece salido del país de Oz. Tomita siempre titula con nombre reales sus piezas, una llamada de atención sobre el valor de las pertenencias: «Si la gente tuviera un apego más especial por sus cosas, las usaría por más tiempo».

¿Cuánto valen las teorías? De una reflexión sobre la teoría de Darwin nació la obra ‘El origen de las especies’ del español Rodrigo Romero, una escultura enigmática a base de madera, cartón de sacos de escayola, plástico, tuberías e incluso una boca de incendios de aluminio. «El uso de estos materiales viene por una preocupación por el agotamiento de los recursos», explica Romero, reciente ganador de la sexta edición del concurso EscombrArte, organizado por el centro de reciclaje segoviano AR Los Huertos. La escultura plantea una confrontación: «La teoría de Darwin es irrefutable en el campo científico, pero en otros ámbitos es rechazada», entiende el artista, que extiende esa controversia al tiempo actual: «Al final, cada sociedad y cada individuo decide qué teorías le valen y cuáles no, y qué materiales tienen valor y cuándo ha llegado la hora de tirarlos».

Colosos de chatarra Los animales de chatarra de Artur Bordalo, ‘Bordalo II’, observan desde las calles a ciudadanos de todo el mundo. Habitan encaramados a edificios y emparedados en tapias, y desde allí recuerdan a los paseantes que el mundo no es infinito y que su salud pasa, entre otras cosas, por reciclar más y mejor. «Crear algo bonito a partir de basura no es mi objetivo final. Quiero que mis intervenciones sean un puente entre el espectador y el mensaje. Que hagan que la gente se pare y mire para después pensar qué hay detrás», reflexiona el artista portugués. Lo que hay detrás de sus desfiguradas criaturas, a la vez seres tiernos en ciudades deshumanizadas, es una advertencia: «Estamos hablando de que nuestra actual forma de vivir no es sostenible. De los efectos que eso tendrá en la tierra, la naturaleza y los animales».

Toda esta maravilla me lleva a reflexionar que la creatividad no tiene límites.

Siendo fanática del medio ambiente y del arte, recaté algunas obras geniales dignas de ser vistas, que considero que no pueden pasar desapercibidas.

 Nuestro planeta nos pide HELP!!!! Nuestra obligación es HEAR IT!!

Propongámonos cada día ser un poquito más conscientes y responsables frente a lo sustentable, este beneficio es solo para nosotros, seamos amables con la naturaleza y ella lo será con nosotros.

Compartir
Cerrar