La neurociencia en el diseño de interior

La neurociencia en el diseño de interior

La neurociencia en el diseño de interior la iremos detallando a lo largo de este blog ya que es una disciplina que se está implementando y que es relativamente nueva, donde nuestro cerebro es amo y señor de nuestras necesidades.

Me puse a investigar a fondo este tema que me parece tan interesante para poner en valor lo que representa el diseño de interior en un hogar. Para ello recurrí a bibliografía científica que son los que tienen la autoridad referencial.

Si pensamos cuanto tiempo pasamos dentro de nuestros hogares, o espacios de trabajo, incluso en las ciudades, veremos cómo incide nuestro estado de ánimo ya que hay espacios que transitamos con mucho gusto y otros que no.

¿Porque sucede eso?

Podemos encontrar muchas respuestas incluso en nuestra salud. Por tal motivo se hace indispensable pensar primero desde la arquitectura y el diseño de interior en edificios y ambientes más humanos que transmitan lo que está necesitando cada persona de manera individual.

Ya no vamos a tener que pensar en que tendencias o vanguardias van a venir en nuestro futuro, esta disciplina se encarga de leer nuestras necesidades personales, individuales, como entes únicos en el universo.

La neuro arquitectura, obviamente deviene de la neurociencia, Esta ciencia analiza cómo el espacio arquitectónico afecta el estado de ánimo de las personas. Tiene como función principal crear espacios para la felicidad, el bienestar, la productividad y la calidad de vida.

Como dijo el maestro Le corbusier «la casa debe ser la máquina de la felicidad»

Según la ciencia, puede mapearse el cerebro de manera que se puede comprender qué estimula a la persona, qué cosas lo activan o cuáles no le gustan. Te puedo acompañar en tu búsqueda personal

De este modo, es posible saber si la arquitectura y el diseño de un espacio inspira calma o ansiedad a sus usuarios, si las proporciones son óptimas o si la entrada de luz es la adecuada. Además de tener en cuenta qué elementos producen en el cerebro un efecto de colaboración o de búsqueda de intimidad. La luz incide en los estados de ánimo.

Algunos de los ejemplos pueden ser las puntas de los ángulos generan tensión y estrés. sin embargo, las líneas ortogonales dan sensación de seguridad

Descargá el e-book gratis

Veremos las distintas sensaciones y emociones que nos provocan los espacios de una vivienda, oficina o lugar de trabajo el que sea. Veamos 12 pautas para poder entenderlo mejor.

1- La Percepción sensorial

Es la respuesta física de nuestros sentidos a los estímulos. Primero, los receptores sensoriales de diferentes partes del cuerpo, por ejemplo, las yemas de los dedos o los ojos, son estimulados por información sensorial. Influye tanto en el comportamiento como en la imaginación la manera de procesar la información nueva y la respuesta de las personas al medio ambiente.

2- Los Recorridos

Los espacios que fomentan la libre exploración crearán representaciones menos influenciadas por los recorridos mejorando la experiencia personal.

3- El Aprendizaje y La memoria

La memoria espacial necesita referencias visuales para determinar nuestra ubicación y orientación dentro de un entorno dado. Cuando estas referencias faltan se retrasa el aprendizaje de la ubicación y se activa la respuesta de estrés. Esto indica la importancia de incorporar elementos de diseño que permitan el reconocimiento espacial y la recordación.

4- Las Emociones

El entorno construido se percibe inicialmente a través de la emoción, un sistema rápido y eficaz del que nos ha dotado la evolución para poder sobrevivir. Antes de que las sensaciones que evoca un edificio lleguen a la consciencia ya hemos hecho juicios sobre los materiales, las relaciones espaciales, las proporciones, la escala, los ritmos, la comodidad.

5- El Espacio y el lugar

Se denomina lugar a un espacio localizado a partir de coordenadas específicas. Un lugar puede medirse en dos dimensiones, esto es, a partir de determinar un largo y un ancho. Desde el punto de vista de la humana, un lugar está especialmente relacionado con el uso de los sentidos, especialmente con el de la vista. . El sentido de lugar se construye a través del movimiento y las conexiones espaciales que se pueden realizar junto con la propia configuración del espacio.

6- La Cronobiología y los ritmos circadianos

La luz solar es fundamental para la regulación de los sistemas endocrino e inmunológico, e influye en el correcto funcionamiento de los ritmos circadianos a lo largo del día y de las estaciones. Cuando no se cuenta con un aporte adecuado de luz pueden producirse problemas tales como alteraciones del ciclo sueño-vigilia, fatiga, falta de concentración, depresión, estrés. Si querés saber más Center for Brain and Cognitive Development de la University of London,

Los cambios de nivel y temperatura del color de la luz natural también afectan el estado de ánimo y la actividad de las personas, mientras que la luz azulada tiene un efecto activador, la luz cálida tiene un efecto relajante. Al mismo tiempo, una intensidad de iluminación alta provoca excitación y, por lo tanto, un aumento de la actividad y un mejor estado de ánimo. Una intensidad baja induce a la relajación y al descanso. Harvard Medical School 

7- La Altura del cielorraso

Un estudio sugiere que la altura del cielorraso afecta las habilidades de resolución de problemas y el comportamiento induciendo distintos tipos de procesamiento mental. Los espacios con techos altos promueven el pensamiento conceptual, activan la sensación de libertad y la imaginación estimulando pensamiento creativo, los espacios con techos bajos activan un estilo de pensamiento más concreto, enfocado y detallista que mejora la concentración.

8 -Las Vistas al exterior

La posibilidad de tener vistas al exterior especialmente si se trata de entornos naturales mejora el bienestar y el estado de ánimo de las personas. Al parecer, los paisajes verdes y el agua ofrecen el mejor efecto.

9- La Proxemia

Significa las distancias físicas que las personas mantienen entre sí para conservarse dentro de una zona de confort, esto va a ser relativo en cada uno de nosotros, va a depender de la tolerancia de cada uno.

Existen cuatro distancias espaciales básicas: íntima, personal, social y pública. La violación de estos límites del espacio personal provoca diversos grados de malestar. El ambiente de trabajo se correspondería con el ámbito social de las personas, en aquellos lugares que se encuentran sin respetar las medidas mínimas entre si generan mayor conflictividad debido a su amontonamiento.

10- El Contacto visual

El contacto visual es la base de la conexión humana tanto desde el punto de vista biológico como cultural. Es una de las herramientas más potentes de la comunicación no verbal, y el punto de partida de la escucha activa. Funciona como un interruptor se enciende y se apaga de nuestra conexión con los demás y con el espacio. y de la sensibilidad de cada uno. Center for Brain and Cognitive Development de la University of London,

Algunos factores tales como la manera de distribuir el equipamiento dentro del espacio pueden influir en la posibilidad de hacer contacto visual, maximizando o minimizando las oportunidades de relacionarse y socializar.

11- El Ruido

El ruido en la oficina es una de las causas más importantes de distracción, disminución de la eficiencia, aumento del estrés e insatisfacción laboral. El exceso de cortisol afecta el procesamiento de las emociones, el aprendizaje, el razonamiento y el control de los impulsos, alterando la capacidad para pensar con claridad y retener información. Por tal motivo, vienen edificios acústicos con materiales de alta tecnología, como el vidrio DVH o TVH, que son acústicos o materiales insonoros para muros o cielo rasos.

12- La Morfología

Las formas con las que se materializa el ambiente de trabajo pueden proporcionar disparadores sensoriales, por naturaleza preferimos las formas orgánicas, curvas que tienen que ver con la naturaleza, redondeadas satisfacen nuestra necesidad emocional de seguridad y protección a contornos puntiagudos que nos generan sensación de peligro o agresividad y nos hacen permanecer en estado de alerta. El feng shui habla de evitar los objetos puntiagudos porque afectan a nuestras emociones.

Mientras que el cerebro controla nuestro comportamiento y los genes dirigen el diseño y la estructura del cerebro, el ambiente puede modular la función de los genes y, en última instancia, la estructura del cerebro cambiando nuestro comportamiento. Al planificar los entornos en los que vivimos, el diseño arquitectónico cambia nuestro cerebro y nuestra conducta” Fred Gage.

Actualmente hemos oído hablar de la Neurociencias aplicada a todos los órdenes de nuestra vida, y es así, ya que no es más ni menos que nuestra genuina naturaleza.

Podemos ser capaces de observar y reaccionar frente a un entorno determinado, lo podemos percibir de manera relajada o en tensión. Por tal motivo las áreas de arquitectura y diseño están estudiando gratamente con mirada al futuro en generar mayor bienestar.

Esto nos dará la oportunidad de crear espacios que tengan en cuenta las disposiciones biológicas de las personas para mejorar la experiencia de trabajar y de vivir en espacios saludables y motivadores.

Te interesa saber novedades suscribite a mi newsletter aquí.

Si te gustó esta nota del blog, dejame tu comentario o alguna sugerencia al pie de la página. Gracias!

Fuentes: AD, Plataforma Arquitectura, LENI (Laboratorio Europeo de Neurotecnologías Inmersivas), Worktech Academy, Asociación ANAND, ANFA, CBCD. Worktech academy

 

Isabel Moleiro

Licenciada en Diseño de Interiores. Universidad de Morón. Mat. 11 (Consejo Profesional de Arquitectura). Socia de Dara (Diseñadores Argentinos Asociados).

Deja una respuesta