Diferencias entre una Diseñadora de Interiores y una Decoradora

Diferencias entre una Diseñadora de Interiores y una Decoradora

Te habrás preguntado cuáles son las Diferencias entre una Diseñadora de Interiores y una Decoradora.

Por lo tanto, aunque parezca lo mismo no lo son, sin embargo la mayoría de la gente ignora sobre las Diferencias entre una Diseñadora de Interiores y una Decoradora lo que dan cómo resultado los errores al contratar un profesional.

En otras palabras, a que cosas deberías prestar atención sobre todo no olvidar cuando llegue el momento de actuar.

Las referencias de cada una son:

Para ser Diseñadora:

  • Debe tener la carrera de grado universitaria, que es la Licenciatura en Diseño de Interiores.
  • Matrícula otorgada por el Consejo Profesional de Arquitectura.
  • Saber conceptos de arquitectura y construcción.
  • El profesional está capacitado para intervenir el ambiente, modificarlo, reciclando, reformando la realidad.
  • Está capacitada para verificar la funcionalidad de la estructura y de los espacios.
  • Manejar conocimientos de Ergonomía y Antropometría.
  • Saber de terminaciones y detalles constructivos.
  • Puede Diseñar y Decorar.
  • Apta para desarrollar mobiliario.

Para ser Decoradora:

  • Debe saber de Decoración. No puede Diseñar.
  • No es un estudio universitario.
  • No tiene conceptos arquitectónicos.
  • No puede diseñar mobiliario, ya que se necesitan conocimientos técnicos.
ERGONOMÍA

Sin embargo, es una gran confusión creer que son sinónimos, pero NO LO SON. Cada uno hace su trabajo específico, solo va a depender de las necesidades de tu proyecto.

En este párrafo voy a explicar algunas razones de la práctica de Diseño de Interiores a tener en cuenta.

En primer lugar el transcurso de la obra (llamo obra a todo lo que tenga que ver con una intervención en el espacio, sea estructural o modular) es el profesional quién va resolviendo los inconvenientes.

En segundo lugar es un trabajo de hormiga que se va llevando en la obra de manera coordinada con los gremios, sin superponér a ninguno para seguir un orden.

En tercer lugar y lo más importante, el diseñador trabaja coordinadamente en conjunto con el cliente en la elección de los materiales, mobiliario, luminarias, textiles, adornos y todo lo que sea necesario con el asesoramiento permanente, según más le convenga a cada cliente.

En conclusión, lo que busca un profesional, es un cliente feliz de haber conseguido lo que tanto buscaba.

Te interesa saber novedades suscribite a mi newsletter aquí.

Si te gustó esta nota del blog, dejame tu comentario o alguna sugerencia al pie de la página. Gracias!

Fuente Pinterest, https://www.imdiseno.com.ar/,Google

Isabel Moleiro

Licenciada en Diseño de Interiores. Universidad de Morón. Mat. 11 (Consejo Profesional de Arquitectura). Socia de Dara (Diseñadores Argentinos Asociados).

Deja una respuesta